miércoles, 10 de diciembre de 2014

Regalos para arquitectos

Tener que regalarle algo a algún pariente o amigo arquitecto puede suponer un auténtico problema. Conociendo lo especialitos que podemos llegar a ser, no nos vale cualquier presente, queremos algo fuera de lo común, original, funcional y atractivo.

Para evitarte ese quebradero de cabeza aquí tienes una lista de regalos que estaríamos encantados de recibir con los brazos abiertos, y así, no tener que ir a la tienda a cambiarlo al día siguiente, cosa que agradecemos enormemente.

01. - Artículos de dibujo

Normalmente a nosotros, a la hora de explicar un proyecto, se nos da mejor un dibujo que un discurso, por eso el portaminas, la pluma o el bolígrafo son herramientas imprescindibles en nuestro trabajo diario. Desde que vimos a nuestro profesor de proyectos corregir con el portaminas Faber-Castell quisimos ese portaminas.

 
02. - Libros de arquitectura

Ojo con este regalo que lo carga el diablo. Para elegir un buen libro de arquitectura y que, sobre todo, se convierta en un referente para el que lo adquiere, es necesario que te asesores bien por un profesional, alguien que sepa de la materia. No vale cualquier libro, cuantas más fotografías tenga mejor y si ya te viene con algún detalle constructivo sería el acabose.
 

03. - Ropa, calzado y complementos

La imagen lo es todo así que, independientemente de a que tribu urbana pertenezcas, eres arquitect@ y tienes una reputación que guardar. De todos es sabido que no nos puedes sacar de los colores blancos y/o negros, es nuestro uniforme, como lo es la bata blanca para un farmacéutico.
 

04. - Agendas y cuadernos

Como tenemos veinte cosas en la cabeza, una agenda o cuaderno de dibujo es un magnífico regalo. Es importante que siga la estética de la profesión, no nos vale cualquier agenda, debe ser sencilla pero cara y, por supuesto negra, ya que otro color no es negociable.
 

05. - Juguetes o figuritas personalizadas

Cuando hablamos de juguetes o figuritas personalizadas nos referimos a aquellos artículos que le regalas a cualquier otra persona y se está acordando de tu familia durante un tiempo, pero que a nosotros nos encanta y parece que estén hechos para arquitectos frikis, es decir, lo que tú realmente eres.
 

06. - Merchandising contemporáneo

Al hilo del arquitecto friki, es decir, el 99% de los que formamos parte del gremio, todas las tazas, gorras, camisetas y llaveros que estén personalizadas con nuestra profesión nos vuelve locos. Es algo que, si algún compañero que no lo tiene te lo ve a ti, ya está tardando en comprárselo.
 

07. - Herramientas de trabajo

Cualquier tipo de herramienta que te facilite el trabajo es siempre bienvenida, como pueden ser un medidor láser, un telemétro o un luxómetro. Es verdad que al principio lo usas para casi cualquier cosa, como medir el salón de tu casa, y que al final acaban por aburrir un poco, pero ya los tienes ahí.
 

08. - Aparatos digitales

Quien dice aparatos digitales dice IPAD. No nos vale otra cosa, ni tablets de otras marcas, ni móviles, ni nada de eso ... IPAD. La gozada que es sacar el aparato ese en un obra y consultar cualquier duda del proyecto no tiene precio, pero tiene que ser IPAD, que hay que mantener una reputación.
 

09.- Lista con detalles constructivos o bloques de Autocad

Para no estar perdiendo el tiempo buscando bloques o detalles constructivos de autocad, un buen regalo es un pendrive con dichos bloques. Si además son cachondos del tipo "arquitectos famosos" sería la bomba, pudiendo dejar tu sello personal.
 

10. - Casco personalizado

¿No se han preguntado por qué nunca llevamos casco en las obras? La respuesta es sencilla, porque son todos iguales y no nos diferencian en absoluto del resto del personal. Con un casco personalizado no tendríamos estos problemas, es más, lo llevaríamos orgullosos.
 

11. - Bicicleta urbana plegable

Como buen arquitecto eres alternativo, así que tu medio de transporte por la ciudad siempre será una bicicleta plegable. No vale la típica de Decathlon, que la tiene todo el mundo, tiene que ser una que tenga unas líneas y un diseño acorde a nuestra persona. Acuérdate de la reputación.
 

12. - Cafetera

Siempre será un regalo agradecido por nosotros. Ese compañero de fatigas sin el cual no seríamos lo que somos hoy en día... la cafeína. Como el resto de regalos no nos conformamos con cualquier cafetera, queremos una cafetera que sea "totally-desing".
 

13. - Viaje

Si eres persona pudiente un viaje es un regalo magnífico para cualquiera, más si cabe para un arquitecto. Por muy organizado que esté ya nos encargaremos nosotros de hacer e ir donde nos de la gana, sobre todo si es ese lugar hay obras de arquitectura relevantes.
 

14. - Eames Lounge Chair

Bueno, bueno... no cabe duda de que si haces este regalo se te declarará amor eterno incondicional hacia tu persona sobre todas las demás cosas terrenales, pasando a convertirte en el mejor amigo que un arquitecto puede tener.
 

15.- Proyecto

Tal y como está la situación creo que el mejor regalo que le puedes hacer a tu amigo o familiar arquitecto es un proyecto, de lo que sea, da igual. Recuperará la ilusión por la profesión y se volverá a sentir de nuevo arquitecto, que, en definitiva, es lo que nos gusta ser.

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia 


miércoles, 12 de noviembre de 2014

Por qué estudiar Arquitectura

Existiendo carreras tan interesantes y apasionantes como humanidades, socioeconomía o filología hebrea, ¿cómo es posible que acabaras estudiando arquitectura?, ¿nunca te lo has preguntado?. Supongo que al fin y al cabo es una de esas carreras llamadas vocacionales, como derecho o medicina, en la que sientes que has nacido para ello.

Imagino que esta pregunta te la habrán hecho una cuantas veces, por lo tanto, para que ese pariente que ves de higos a brevas no te lo pregunte más, y darle una contesta certera y descolocarlo, aquí te dejo una serie de respuestas que las puedes hacer tuyas a la hora de contestar a esa cansina pregunta... ¿Por qué estudiaste arquitectura?

01.- Porque te apasiona la vida universitaria, y haciendo magisterio te veías con 23 años incorporándote en el mundo laboral, pudiendo retrasarlo hasta los 33 (ojo que se han dado casos de incorporarse con 43 años).

02.- Porque eres una persona aventurera y te gusta practicar la caída libre, la apnea, el vuelo sin motor, y ese tipo de deportes no aptos para gente con problemas cardiacos ...así que decidiste apostar por la arquitectura.

03.- Te encanta dibujar, pero eso de Bellas Artes como que es de bohemio y soñador y encima es muy difícil ganarse la vida como pintor. Tranquilo que la frase "le gusta más que a un tonto un lápiz" la vas a hacer tuya.

04.- Porque siempre quisiste ser el centro de atención del grupo de amigos. Ahora serás el primero al que acudirán para preguntarte si pueden cerrar su balcón con ventanas y así poder ampliar el salón.

05.- Porque de media nos pasamos unos 23 años de nuestra vida durmiendo y eso es mucho tiempo desperdiciado, pudiendo ocuparlo haciendo maquetas,  entregas, ... y teniendo reuniones con grupos de construcción.

06.- Te gusta la versatilidad y con esta carrera tienes la posibilidad de servir copas detrás de una barra, en cambio el que sirve copas difícilmente podrá calcular el momento flector de una viga.

07.- Porque algo en ti decía que no eras muy normal, que te faltaba un hervor, y en arquitectura eres uno mas, has encontrado tu sitio en la sociedad y te encuentras cómodo entre tanto tarado.

08.- Porque siendo arquitecto resultas interesante, creen que sabes de todo y tu opinión ya la tienen en cuenta, no como antes, que pintabas menos que el plastidecor blanco.

09.- Querías impresionar a tus padres y con la verborrea característica de los arquitectos, y que solo nosotros entendemos, lo consigues sin ningún problema.

10.- Porque la imagen que tenías de los arquitectos era la de gente que ganaba pasta a mansalva y vivía del cuento sin dar palo al agua (...que equivocado estabas amig@).

11.- Porque por la primera comunión, un primo de tu madre te regaló un kit completo, a modo de maletín, de pinturas y rotuladores Pelikan y claro ... había que sacarle partido porque si no se secaba.

12.- Tenía una imaginación desbordante y veía cosas que nadie más veía, como mi amigo invisible Manolo, y pensé que lo que tenía era lo que llamaban "visión espacial".

13.- Para no romper la tradición familiar ya que mi abuelo es arquitecto, al igual que mi padre, mi tío, mi cuñado y claro ...no iba a ser yo el que rompiera esa tradición matriculándome en podología.

14.- Porque al final eres un romanticón y te encanta ver el amanecer, así que estudiando esta carrera tienes la posibilidad de verlo al menos tres veces por semana como mínimo.

15.- Porque una vez a un familiar o amigo tuyo le comentaste la intención de estudiar arquitectura y te dijo esa frase motivadora y que a todos nos sirve como chispa para encender una mecha de ... "No tienes huevos".
 
 
 

Como siempre hago, si hay alguna respuesta que me haya dejado atrás te invito a que la comentes y podamos enriquecernos mutuamente. Si eres joven y aún dudas en estudiar esta bendita carrera, quizás te pueda ayudar el post "10 cosas que debes saber si piensas estudiar arquitectura".

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

miércoles, 15 de octubre de 2014

Tú a Boston, yo a arquitectura

Aunque a mi parecer no es algo vinculante bien es verdad que el mercado laboral de un arquitecto está ligado a la situación del sector inmobiliario en ese momento del país en concreto. Si el mercado inmobiliario despunta, despuntará la arquitectura, de igual forma, si el mercado inmobiliario está en crisis pues…en fin, que les voy a contar que no sepan.

Nuestro gremio ha sufrido un fuerte varapalo, de una situación de vacas gordas, hemos pasado a una situación de vacas flacas. De una profesión "emergente" hemos pasado a tener una profesión "deprimente". Esto ha provocado un desconcierto y desánimo (por no decir frustración) entre los compañeros de profesión, sobre todo en aquellos que acaban de terminar la carrera y tienen cero experiencia.

La experiencia, esa palabra horrible que siempre piden y tras la que se esconde un candado que cierra cualquier posibilidad de aprendizaje. Nadie es lo suficientemente valiente para atreverse a dar una primera oportunidad.

Al final en que se deriva todo esto, pues en una fuga de cerebros, estamos hartos de verlo. El estudiante que está en el último año de carrera está pensando a que país “emergente” se va a mudar cuando comience su vida laboral, para adquirir esa experiencia tan solicitada. Al fin y al cabo no es una idea descabellada, es una nueva aventura, no tienes cargas familiares y nada que perder…o sí?
 
 
El tomar la decisión de emigrar a otro país en busca de nuevas oportunidades no es una decisión nada fácil. Hay muchos condicionantes que debes tener en cuenta antes de coger la maleta y despedirte de tu vida, de tu rutina diaria.

Sé que la situación es difícil y en muchos casos puede ser hasta crítica, pero se deben de estudiar todas las alternativas, los pro y los contra de cada solución, y no tomar decisiones a la ligera o sin haberlas estudiado y analizado antes. Hay que tener claro que no todo es oro lo que reluce ni tan bonito como nos hacen creer en "Españoles por el mundo".

Esta aventura no deja de ser una inversión, uno invierte en su persona para conseguir un objetivo concreto. Hay que tener en cuenta que si no vas a un puesto de trabajo específico ofrecido previamente y lo tuyo es una huida desesperada, debes tener un margen de maniobra de unos 6 meses ya que puedes estar sin ningún tipo de ingreso.

Cada país es diferente, nueva cultura, nuevas costumbres, nuevo clima, ... Porque irse a Brasil puede sonar muy bien, pero a ver quien es el guapo que se va a Noruega (ojo, que los hay). A no ser que te vayas a países latinos con costumbres similares a nuestro país, el cambio puede ser difícil y llegar a convertirse en dramático.

Como verás al final lo del idioma es el menor de los problemas porque, tarde o temprano se termina aprendiendo. Ayuda a que tu nivel de inglés supere el "My Tailor is rich", pero si el país no es anglosajón, hay personas con las que tratarás en tu vida diaria que no tienen ni idea de tu inglés.

Está claro que si has tocado a varias puertas y ninguna te abre, la opción de emigrar a otro país pasa a estar en un primer plano. La prioridad número uno, aparte de adquirir experiencia, es ganar dinero y si aquí no te dan la oportunidad esta claro que te mudarás a donde te reciban con los brazos abiertos.
 

El problema de los arquitectos es tan simple que nos creemos únicamente arquitectos, no nos bajamos del pedestal, y ya va siendo hora que descendamos unos cuantos escalones. Nos han enseñado a ser arquitectos y no empresarios, teniendo en cuenta que no dejamos de ser en cierto modo emprendedores ... ¡Que hemos estudiado arquitectura hombre!

La arquitectura nos convierte necesariamente en emprendedores, en gente inquieta, con la necesidad de descubrir cosas, de dar soluciones a los problemas, nuestra visión va un poco más allá, y a eso hay que sacarle el jugo. Aplaudo antes a los arquitectos que "evolucionan" y se adaptan a las necesidades del momento que a aquellos que lo abandonan todo y prueban fortuna en otro país, incluso me atrevería a decir que es una actitud algo cobarde.

Sé que esta última frase puede ser mal interpretada, sacada de contexto o no compartida por los lectores, pero no deja de ser una opinión personal. Tenemos demasiado talento como para malgastarlo o regalárselo a otros, que irónicamente, si lo valoran... y a lo mejor esa es la raíz del problema, que no valoramos lo suficiente no ya a los arquitectos, sino la labor que realizamos los arquitectos.
 
 
Si eres arquitecto y aún no sabes como abrirte camino en el mundo laboral, quizás te pueda ayudar  el post "Como convertirse en un arquitecto de éxito". Aquí tienes el enlace:  http://cort.as/HEp6
 
Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.
 
@ruymangsicilia
 




 
 

jueves, 18 de septiembre de 2014

Diálogos en una ETSA (I)

Tras el éxito obtenido con el post "Diálogos en una obra", y como lo prometido es deuda, nos lanzamos ahora a contar los diálogos en una ETSA (Escuela Técnica Superior de Arquitectura).

La verdad es que son tantos los diálogos, las situaciones y anécdotas que se viven en esta carrera que es probable que este post lo tengamos que dividir en fases o capítulos, para así no quedarnos cortos.

Se ha optado por diferenciar los diálogos según las personas que interactúan en el mismo, ya que no tendrá nada que ver lo que hablen dos profesores, centrados en las materias a impartir, que dos alumnos, centrados en si esa noche quedan para el grupo de urbanismo o para el de construcción. Por lo tanto los diálogos que se pueden escuchar en una ETSA son los siguientes:

De profesor a profesor:

- Este año pienso organizar un viaje cultural con los chavales para analizar la influencia de occidente en la arquitectura latina y su urbanismo litoral (República Dominicana).

- Me han tenido que poner las tutorías los lunes a las 8:00 de la mañana. Lo siento de veras por mis alumnos, pero tengo que llevar a los críos al cole, pasar un momentito por el estudio ...Vamos que hasta las 12 no me ven el pelo por aquí.

- A ver si organizamos algo y nos los llevamos a dibujar al casco antiguo, que me han dicho que ponen unas tapas donde Paco buenísimas. Así mientras dibujan nos tomamos algo.

- Tenemos que cambiar la fisonomía de la escuela, está obsoleta, a mi no me dice nada ...¿y si la envolvemos con papel de embalar de ese de bolitas?. Así, cualquiera puede interactuar con la piel del edificio explotando una de esas bolitas.

- Este chico despunta, a ver si lo ficho para mi estudio. De prácticas sin remuneración por supuesto que es estudiante, luego ya se verá ...

- Voy a votar a Manolo para decano. Me ha prometido una plaza en el departamento de proyectos y así salgo ya de composición, que no me entero ni yo de lo que digo.




De profesor a alumno:

- Si, ya sé que te falta medio punto para el aprobado y que es tu última asignatura para el PFC, pero estoy seguro de que si te presentas a la próxima convocatoria apruebas ...

- Después de ver su proyecto le tengo que dar la enhorabuena porque ha superado la forma de proyectar que tiene mi hija de 7 años.

- La práctica a entregar es opcional y NO obligatoria, ...ahora bien, quien no la entregue tiene difícil aprobar conmigo, no digo que no apruebe, pero que lo tiene difícil si.

- Ahora que acaba de empezar el curso y están todos, tengo curiosidad por saber cuanta gente vendrá después de las notas de la primera entrega.

- Tienen que entregar el trabajo en grupos de 14 personas como máximo y de 12 como mínimo.

- No tomen apuntes que esto en el examen no entra ...




De alumno a profesor:

- Una pregunta... No entiendo de donde sale este redondel (oído en clases de geometría descriptiva).

- Resulta que el proyecto lo tengo terminado desde el martes, pero llevo tres días esperando por el render y bueno ...mire, le he traído el ordenador y todo para que vea que es verdad.

- ¿Le parece bien la distribución de los aseos de servicio del "centro polivalente de interpretación de nuevas tecnologías"?

- Veníamos a pedirle el favor de retrasar la entrega porque coincide con el examen de estructuras y no vamos a tener tiempo de terminarla. ¿Le importa? .....¿Hola?

- Lo que se pretende es que el proyecto potencie la transparencia de lo visual frente a lo efímero, sin perder el criterio de la funcionalidad de espacios que, a su vez, se interrelacionan entre sí formando núcleos de aire y que en definitiva... le traigo la maqueta el lunes sin falta.

- Pero si dijo que esto no entraba en el examen ...
 



De alumno a alumno:

- ¿Te importa cambiarme el turno de construcción al martes por la mañana? El mío me toco los viernes a las ocho de la tarde. ¿No te importa verdad? .....¿Hola?

- ¿Me puedes pasar los apuntes de mecánica?, es que he estado unos días con gripe y claro ... Si, desde noviembre hasta mayo.

- No me entero un carajo de la práctica de estructuras, y para estar perdiendo el tiempo delante de un papel, prefiero venirme a la barrilada de Derecho. Mi tiempo es sagrado.

- Pásame el cutter que no tengo con que cortar la pizza.

- Señores: montamos el grupo a principios de curso y ahora que se acerca la entrega deberíamos quedar, que estamos ya en junio.

- Pues el examen me salió mas o menos. Viendo las respuestas finales calculo que tendré entre un 7 y un 7,5 ...(un 3).
 
 
 

Me supongo que habrán mil anécdotas que contar por eso te invito a que las compartas con nosotros, algunas de las descritas son autobiográficas. Si te perdiste uno de los anteriores post "Diálogos en una obra", aquí tienes el enlace:


Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

lunes, 1 de septiembre de 2014

No nos podemos rendir

No tenía muy claro como titular este post y al final me ha salido esta especie de estandarte. Tenía muchos no os creáis pero creo que este es el que mejor identifica mi forma de pensar en cuanto a la situación actual del gremio.

No descubro nada cuando digo que nuestra profesión, la de arquitecto, es una profesión venida a menos, pero no solo desde un punto de vista laboral o económico (que también) sino venida a menos desde un punto de vista moral o ético. No hay que ser muy inteligente para saber que nunca, o por lo menos en un corto o medio plazo, viviremos una situación tan boyante como la de hace siete u ocho años. No señores, eso no lo veremos jamás, o por lo menos no lo veremos nosotros, a lo mejor nuestros hijos sí, pero nosotros no.

La guerra o las batallas que algunos compañeros de profesión, colegios profesionales y colectivos del sector han iniciado defendiendo a capa y espada nuestra labor profesional están muy bien. Las ha habido y muchas, pero realizadas todas de manera casi individual, haciendo la guerra cada uno por su cuenta. Lo único que conseguimos así, es que toda nuestra lucha, nuestras ideas, nuestros sueños se queden en el tintero... y es una pena, no me digan que no.

Vemos artículos, post, entrevistas,... en donde ensalzamos la labor del arquitecto y se defiende la necesidad de sus servicios. Cuantas cosas sabemos hacer los arquitectos eh?... hasta 100, según he leído recientemente en un artículo.

Y es que parece que sin nosotros el mundo se acercaría a su fin, sería una especie de apocalipsis constructiva. No hombre, tampoco es eso. Ya se "inventarían" otra profesión o le darían competencias a otras ...como ha estado a punto de ocurrir.

¿Crees que realmente nos merecemos todo lo que nos está ocurriendo? Tantos años de carrera, tantas noches sin dormir, tanto sacrificio tirado por la borda. A veces tengo la sensación de que cuando decidí estudiar arquitectura mi conciencia, mi sentido común, mi devoción, o lo que fuera que me impulsara  a ello, me engañó… Hay veces que me siento estafado.

Pero lejos de amargarme no me queda otra que levantarme y pelear por mi vocación, por hacer lo que realmente me gusta, que lo haré mejor o peor, pero es lo que me gusta. Ahora bien, tengo claro que por muy grande que sea mi ímpetu y mis ganas de que las cosas cambien, no lo puedo hacer yo solo ... no lo podemos hacer solos. Es sencillamente imposible.

Es aquí a donde quiero llegar, el fin último de este post. Todos y cada uno de nosotros debemos pelear por hacer justicia a nuestro trabajo, a nuestra profesión, por darle el valor que merece, ni más ni menos. Lo único que pido es que no se haga de manera individual, que de una vez por todas nos juntemos y alcemos una sola voz.

Envidia sana me dan otros colectivos como médicos o abogados, que no dudan en salir a la calle y manifestarse cuando ven pisadas sus condiciones laborales, sus derechos, su trabajo, etc. ¿Porque no lo hacemos nosotros? ¿Es que los arquitectos somos especiales?... ¿O en realidad somos nosotros los que nos creemos especiales?

En la vida real no se valora el título de arquitecto, incluso me atrevería a decir que ni nosotros mismos lo valoramos, y con esto no quiero que se mal interprete. No somos los maestros de todo, pero si tenemos un "poder" que pocos tienen, que es el mejorar la calidad de vida de las personas.

Somos unos 50.000 arquitectos en toda España más los 30.000 que cursan la carrera de arquitectura... no me creo que no se nos escuche. Problemas de sordera debe de tener el que no oiga a 80.000 voces al unísono. Por eso es necesario que estemos más unidos que nunca y que vayamos todos a una. Tenemos que luchar por lo nuestro, por nuestra profesión, por dignificarla nuevamente, por enseñarla realmente como es y por desmontar tópicos ridículos, de los que, al menos un servidor, está ya cansado de oír.

Para terminar y al hilo de este post les dejo uno que escribí a principios de febrero del 2014 en relación al prestigio perdido por los arquitectos:

http://arquitecturadepuntillas.blogspot.com.es/2014_02_02_archive.html

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

martes, 1 de julio de 2014

Parecidos razonables I

Desde siempre ha existido la teoría o leyenda urbana de que, en algún lugar del planeta, habita nuestro doble. Una persona hecha a nuestra imagen y semejanza que probablemente nunca lleguemos a conocer.

El mundo de la arquitectura no podía ser ajeno a esta leyenda urbana. Por eso, y sin ánimo de ofender o alagar a alguien, a continuación se describen una serie de arquitectos de reconocido prestigio internacional que, como el resto de los mortales, tienen a alguien que se les parece físicamente.

Como veremos algunos comparten hasta profesión, otros en cambio no han visto una escuadra o un cartabón en su vida.

01.- Le Corbusier - Philip Johnson




El parecido es tan asombroso que podrían pasar por padre e hijo perfectamente. Se dice que Le Corbusier se inspiró en el propio Philip Johnson para la concepción del modulor... No contentos con compartir el mismo peinado, comparten también el mismo modelo de gafas.


02.- Norman Foster - Patrick Stewart


Con esta comparativa ahora se entienden muchas cosas. Está claro que si Norman Foster tenía que ser algún x-men, no podía ser otro que Charles Xavier, o lo que es lo mismo Patrick Stewart. Solo el, con su mente privilegiada, podía dirigir Foster & Partners, un estudio de arquitectura con cientos de arquitectos bajo el mismo techo (para volverse majara).


03.- Jacques Herzog - Carel Struycken


Porque son de épocas diferentes, si no estaríamos seguros de que la figura de Lurch, el mayordomo de la familia Addams, interpretado por el actor Carel Struycken, estaría inspirado en la imagen del arquitecto suizo Jacques Herzog.

Hay que tener en cuenta, y sin querer asustar a los compañeros de profesión, que la tendencia a la alopecia es notable… estaba claro que tarde o temprano las correcciones de proyectos pasan factura.


04.- Mies Van Der Rohe - Alfred Hitchcock


Siguiendo con la tendencia de la alopecia, estos dos genios, cada uno en su campo, se parecen bastante. Nos quedará la pena de no ver alguna película de Hitchcock sobre la vida, obra y milagros de Mies, aunque también es verdad que nos conformamos con ver el pabellón de Barcelona.


05.- Peter Eisenman - Andy Warhol


Cambiamos de tendencia, esta vez con dos personas con pelo y que, al menos en esta foto, son como dos gotas de agua. Cuenta la leyenda que cuando Peter Eisenman diseñó el monumento al holocausto de Berlín se inspiró en cientos de latas Campbell esparcidas por el terreno.


06.- Frank Gehry - Richard Meier


No hay ninguna duda… estos dos comparten el mismo árbol genealógico, eso sí, cada uno lo ve de forma diferente. Mientras que Richard Meier ve un árbol blanco, recto y limpio, Frank Gehry ve un árbol al que le ha costado crecer, que se retuerce y se dobla sobre si mismo.


07.- Santiago Calatrava - Pepe Rodríguez


A algunos no se les parecerá, pero cada vez que veo a Pepe Rodríguez en Master Chef estoy viendo a Santiago Calatrava. Solo hay que esperar el momento en que Pepe se ponga a cocinar una tortilla de Trencadis para saber que son la misma persona… y si no al tiempo.


08.- Daniel Libeskind - Juanito “El Golosina”    



Que me perdone el señor Libeskind pero no me negarán que el parecido con Juan “El Golosina” es cuanto menos curioso. Se desconoce si el primero conoció a Lola Flores, pero lo que no cabe duda es que su arquitectura tiene, como decirlo,… mucho arte...mucho duende.


09.- Jean Nouvel - Mike Myers


O lo que es lo mismo Jean Nouvel y el Dr. Evil, enemigo acérrimo de Austin Powers. De sobra es conocido el prestigio que tiene este arquitecto en todo el mundo, aunque no sabemos si, como el Dr. Evil, tiene a algún “Mini Nouvel” que es el que en realidad proyecta sus edificios.


10.- Zaha Hadid – Reina Grimhilde


Para terminar he dejado el que, para mí, es el parecido más asombroso de todos, la maravillosa arquitecta Zaha Hadid y la malvada Reina Grimhilde, es decir, la madrasta de Blancanieves. Ansiosos estamos el resto de arquitectos en ver su próximo proyecto en forma de manzana.

Si tu también quieres parecerte a alguno de estos arquitectos, como punto de partida puedes leer el post "Como convertirte en un arquitecto de éxito" de este mismo blog.  
http://arquitecturadepuntillas.blogspot.com.es/2014/05/como-convertirte-en-un-arquitecto-de.html
Por último señalar que si alguno de las personas mencionadas leen alguna vez este post espero que se lo tomen con humor y no se ofendan, ya que lo he hecho desde el cariño y con un profundo respeto hacia su persona.

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

martes, 10 de junio de 2014

Diálogos en una obra (I)

Como todo en la vida, siempre hay situaciones o comentarios que uno escucha en su quehacer diario y que nos darían para escribir un libro. El mundo de la arquitectura y la construcción no iba a ser menos, ya que desde los inicios, desde  la escuela, ya empezamos a oír frases que nos resultan curiosas y que pasan a formar parte del argot de la profesión.

Como es imposible plasmar todas las frases o dichos que oímos, esta vez nos centraremos únicamente en las frases que escuchamos en una obra cualquiera. Pero no me refiero a frases groseras y de mal gusto del tipo: "Si fueras barco pirata te comería el tesoro que tienes entre las patas!"...no, no por Dios, yo me refiero a frases mucho más técnicas, más específicas, más constructivas (y nunca mejor dicho).

Para facilitar la comprensión, sobre todo a aquel que no está acostumbrado a este tipo de jerga, a continuación de dicha frase se describirá también su significado, respuesta y/o consecuencia directa. Seguramente me dejaré muchas en el tintero, por eso les animo a que publiquen las que hayan oído ustedes, y así nos enriquecemos mutuamente.

Por lo tanto y sin mas dilación estas son los diálogos y frases que más se escuchan en una obra:

- “¿Usted es el arquitecto? ¿Y ha pensado como voy a meter el camión en la parcela?” - Sí, soy arquitecto, no guarda civil de tráfico (empezamos bien).

- “Claro que tengo arnés, lo que pasa es que no me lo pongo porque me molesta para trabajar. Si quiere me lo pongo y tardo el doble” - Como hablarle a una pared.

-Le hemos puesto unos trozos de bloque (ladrillos) porque no nos quedaban separadores” - Y da gracias a que han puesto algo.

- “Que le pongamos tapones a las esperas de las armaduras dice... jajajajaja” - Ya sabes lo que no tienes que preguntar o exigir de nuevo.

- “¿El casco?, si me caigo desde el quinto me mato igual” - Como hablarle a otra pared, es una misión imposible, estas gastando tiempo y saliva.

- “El hormigón es como el potaje, hay que encontrarle el punto” - Chicote van der Rohe.

- “¿Como que la escalera tiene cabezada? ¿Eso qué es lo que es?” - Aquí empieza una clase gratuita sobre la escala humana.

- “¿Que si hicimos pruebas de estanqueidad en la cubierta? Si, yo mismo le metí un riego” - ¿Y no le echaste abono?

- “Tu no te preocupes por nada que yo te lo dejo todo niquelado, para entrar a vivir” - ¿Tú eras encargado de obra o comercial de Remax?.

- “No hemos podido hacer nada en estos 15 días porque no ha parado de llover” - En Irlanda no se hacen casas entonces.

- “¿El patio de 3x3 lo puedo hacer de 2,80? Total por 20 centímetros... ” - ...por 20 centímetros no te dan la primera ocupación.

- “Ya sé que en el proyecto está aluminio anodizado "light gray", pero es que el blanco estaba en oferta” - A tomar por saco la imagen final que le querías dar al proyecto.

- “¿Que se pasa por la obra a las 18.00? Es que nosotros nos vamos a las 17:45” - Si me paso a las 14:00 fijo que me dices que te vas a las 13:45.

- “Eso aguanta... ” - Respuesta directa cuando no te puede debatir algo que se ha ejecutado mal.

- “No hicimos ensayos del hormigón porque yo lo vi bueno” - O como saber la resistencia a compresión del mismo mediante el sentido de la vista.

- “La puesta a tierra no está colocada porque se la maman, pero tranquilo que el lunes antes de hormigonar yo le meto el cable” - Jamás sabrás si se colocó ese cable.

- “¿Que la colocación del inodoro no cumple con el espacio de aproximación? ¿Quieres que te demuestre como me aproximo?" - No!, no por favor.

- “Le hemos dejado las esperas en el parapeto de la cubierta por si el día de mañana quieren ampliar la vivienda, poner un cuartito o algo” - ¿Y porque no la ampliaste directamente? …Ya total

- “Le hemos dado un metro más de altura a la planta baja porque el propietario quiere comprarse una caravana” - Tu proyecto acaba de incumplir la altura máxima permitida por el capricho del propietario.

- “¿Barandillas de seguridad? Yo solo veo en el proyecto la de la escalera, que por cierto ya está pedida” - Termina la obra y la barandilla aún no está puesta… la de la escalera.

- “Te digo yo a ti que eso aguanta... ” - Respuesta directa a la insistencia de debatir que algo está mal ejecutado.

- “Le hemos puesto azulejo imitando a piedra porque el muro de hormigón así solo quedaba como soso” - La imagen que querías darle al proyecto se te ha ido a pique definitivamente.

- “¡Que casualidad! ¡Siempre nos trincas en la hora del desayuno!”.- Así llegues a la obra a las 16:25

- “Tranquilo que yo te llamo sin falta antes de hormigonar” - Nunca supiste más de él.

Como diría Buzz Lightyear podríamos seguir así hasta el infinito y más allá, pero no es cuestión de alargar este post. En otra ocasión haremos un especial, por ejemplo, de los diálogos que se escuchan en una escuela de arquitectura o que se escuchan en un colegio de arquitectos, porque como verán nuestra profesión da para mucho juego.

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

martes, 27 de mayo de 2014

Como convertirse en un arquitecto de éxito


¿Has estudiado arquitectura y no consigues los resultados deseados? ¿Pensabas trabajar como arquitecto y a lo máximo que has llegado es ha hacer unos pocos certificados o a diseñar la reforma del piso que se ha comprado tu cuñado?

Si estas en esta situación quédate tranquilo, no pierdas la calma, ya que te propongo cuatro sencillos pasos que pueden ayudar a que tu situación cambie de manera radical y consigas el tan ansiado éxito.

01. - Aspecto personal.

Lo primero que tienes que hacer es cambiar tu vestimenta. La mejor tarjeta de presentación es uno mismo y la imagen la debemos cuidar  hasta límites insospechados. Aunque no te lo creas, el encargo de un proyecto puede depender de que pantalones llevabas puestos ese día. Al igual que el abogado, el ingeniero o el médico, el arquitecto debe reconocerse por su forma de vestir, por su elegancia.

A partir de ahora vestirás de manera monocromática y solo dos colores te acompañarán en tu quehacer diario: el blanco y, sobre todo, el negro. Si uno pretende convertirse en un arquitecto de prestigio debe saber que las obras se visitan al final, cuando ya están pulcras y limpias, así que no pierdas el tiempo pensando en un tipo de ropa funcional y cómoda.

Usa siempre americanas o chaquetas de color negro a juego con el pantalón, zapatos o mocasines del mismo estilo, y si encima la camisa y la corbata son también negras y te colocas unas gafas de pasta (no tienen porque llevar cristal) los proyectos te los llevarás de calle.

 
No obstante, últimamente esta surgiendo una nueva tendencia, totalmente opuesta a la anterior, en donde con unos náuticos, pantalón de pinza verde, chaqueta azul cielo y, por supuesto, fular, puedes obtener los mismos resultados. Esta opción, igualmente válida, tiene sus limitaciones ya que necesitas tener una presencia importante en la televisión y demás saraos nocturnos.

02.- Elementos de trabajo.

Tan importante o más que la vestimenta son los accesorios que lleves encima. No es nada profesional explicar una idea sobre una servilleta de papel utilizando un bolígrafo Bic... por favor, seamos serios. Deberás hacerte con una pluma y/o portaminas Mont Blanc o similar como mínimo.

Abstente a utilizar bandoleras o mariconeras que tan de moda están ahora. Eso no va contigo, no las necesitas, eres minimalista no lo olvides, por lo tanto, todo lo que lleves encima te cabe perfectamente en el bolsillo.

Como buen arquitecto siempre estarás pendiente y visitarás las obras de otros compañeros de la profesión. Por eso te recomiendo que tu llavero lleve incorporado un puntero láser para poder criticar con mayor precisión esas patologías o soluciones poco estéticas y que para ti no son más que una oportunidad de expresarte y dar rienda suelta a tu verborrea.

A la hora de salir a la calle lleva siempre un plano enrollado en una de tus manos, aunque sea para salir a comprar el pan. Todo el mundo debe saber que eres arquitecto, al menos que lo estudios sirvan para darte a conocer.

03.- Proyecta de manera diferente.

Ya en el estudio (siempre minimalista) cuando llegue la hora de proyectar no pierdas el tiempo utilizando programas de diseño informáticos para plasmar tu idea, eso lo hacen otros. Usa la pluma o el portaminas Mont Blanc, pon cara de interesante y a ver que te sale...

No te explayes mucho, con tres o cuatro trazos tienes más que suficiente, sin complicaciones, aunque no tenga ni pies ni cabeza. Ten en cuenta que la idea es tuya y por lo tanto el croquis lo tienes en el cerebro. Ya le tocará al joven arquitecto becario que tengas contratado en negro (... en negro) dibujarlo y resolver el problema.

No está de más que sobre la lámina en la que dibujes se te caiga alguna gota de café o líquido similar. Eso queda muy cool y es una manera de engañarte a ti mismo pensando que el proyecto está trabajado cuando en la realidad no has dado palo al agua.

04.- Haz acto de presencia.

Muévete en círculos en donde se reúnan otros compañeros, como colegios profesionales, conferencias, escuelas de arquitectura, etc., pero muévete como si estuvieras mal de la cabeza. Es necesario que tengas la mirada perdida y ausente, con los brazos en la espalda y caminando como si contemplaras el David de Miguel Ángel. Ganarás puntos si además empiezas a hablar solo y tus compañeros lo ven. En definitiva vive en tu mundo arquitectónico y a los demás, siempre que no sean compañeros de profesión, que les den.

Si logras entrar dentro de algún corrillo o en el periodo de preguntas de alguna conferencia, hazte oír. Hazlo pero llevando siempre la contraria, aunque estés de acuerdo con la exposición, y si te sale alguna burrada mejor que mejor. Habrás conseguido captar la atención de tus compañeros, para bien o para mal, pero así consigues que te conozcan, que en definitiva es de lo que se trata.


Si con estos sencillos pasos no consigues que Zaha Hadid te invite a su fiesta de cumpleaños o desbancar a Joaquín Torres de Sálvame, puede deberse a dos cosas: o no los has aplicado bien o yo soy un penoso consejero (me inclino más por esta última opción).

Tengo que decir que yo aún no he aplicado ni uno de los cuatro pasos indicados, por eso soy no soy más que uno de los muchos arquitectos que intentamos sacar la profesión adelante. Será cuestión de ponerse ...

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

jueves, 24 de abril de 2014

10 Cosas que debes saber si piensas estudiar arquitectura


Si aún con la que esta cayendo tu vocación siempre ha sido la de ser arquitecto o arquitecta, solo te puedo dar la enhorabuena por tu valentía y determinación. Pero para guiarte y saber en dónde te vas a meter en los próximos años me permito el lujo de darte una serie de sugerencias o advertencias que, desde la experiencia, te ayudarán a sobrellevar tu formación.

01. - Economía mermada.

Lo primero que debes saber, o mejor dicho, lo primero que tu familia debe saber, es que te vas a dejar medio sueldo en la compra de libros, de los cuales no usarás ni la mitad, de material de trabajo, y de algún que otro viaje de arquitectura, que como lo hace todo el mundo, tu no vas a ser menos. Todo eso sin contar el precio de las innumerables entregas que deberás realizar durante tu periodo universitario, que ya te digo yo que serán unas pocas ...

02. - Otra forma de ver la realidad

Tu percepción de la realidad cambiará radicalmente sobre todo si en los primeros años se cruza en tu camino ese profesor erudito, que suele vestir de negro y que sueña con empapelar con bolsas de basura los pasillos de la escuela para "darle otro aire conceptual al espacio de distribución del alumnado". Vivirás en un matrix arquitectónico permanente en donde la visión 3D formará parte de tu vida, sacándole los vectores X, Y, Z a todo objeto que te encuentres por delante, animado o inanimado.

03. - Insomnio permanente.

Si padeces de insomnio no lo dudes, este es tu sitio. No es ninguna leyenda urbana, es una realidad: si estudias arquitectura olvídate de dormir. Entenderás perfectamente a esos barrenderos, guardas de seguridad y gigolós que frecuentan el mundo de la noche, pero en tu caso de una manera más íntima, más personal. Además en el poco tiempo que tengas para dormir soñarás con el profesor que quiere empapelar el pasillo de la escuela y que se ha convertido en el peor enemigo de tu novia o novio ... si aún lo mantienes.

04. - Trastornos en la alimentación

Si continúas viviendo en casa de tus padres te acostumbrarás a los tuperware y si, desgraciadamente, tienes que vivir solo o con más compañeros de la carrera, tu alimentación se resentirá de manera alarmante, aficionándote a las pizzas, hamburguesas, perritos y, si eres atrevido, a los Kebabs. Empezaras a ver a la cocacola no como un añadido del cubata, sino como un elemento fundamental para mantenerte despierto, al igual que el café, que con total seguridad pasará a convertirse en tu mejor amigo.

05. - Trastornos en la personalidad

Otro cambio importante que sufrirás será en tu carácter. Te convertirás en una persona más arisca, más antipática, todo te molestará, ... desde el comentario paternal de "A mi me gusta, es super bonito", o el comentario de tu amigo o compañero de piso que estudia magisterio y te dice: "y porqué no pusiste la entrada por el otro lado?". Este cambio en tu carácter no solo lo sufrirán las personas allegadas a ti, también los objetos que tienes a tu alrededor sufrirán tu ira cuando leas en el ordenador: "Fatal Error".

06. - Cambio de lenguaje

Tu forma de hablar y expresarte también sufrirá un cambio radical, tu lenguaje pasará a otro nivel superior, a la Champions League del habla. Ya las personas se convierten en "habitantes", un redondel pasa a ser una "circunferencia", tu baño es un "espacio húmedo", etc. ... palabras como bonito o feo pasan a estar en un segundo o tercer plano, y por supuesto detestarás la palabra "Moderno".

07. - Riesgo de adicción

No te quedará otra que aficionarte al maquetismo, un hobbie de riesgo, ya que es probable que te aficiones al olor del caucho sintético y acabar lo que se dice "mamado"... (de ahí a convertirte en yonqui solo hay un paso). Tus dedos, si aún el kutter te los mantiene unidos a las manos, tendrán una segunda piel formada por una película transparente de restos de Loctite o Superceys que utilizarás en las 5 maquetas diferentes para un mismo proyecto.

08. - Relaciones personales

En algunas asignaturas formarás parte de grupos de trabajo formado por 10 ó 12 personas, cada una de su padre y de su madre, en donde tendrás que aprender a trabajar con gente que ni conoces y que suelen quedar los domingos por la mañana. No te sorprendas si de los 10 ó 12 del grupo aparecen solo tres, de los cuales uno de ellos eres tu, el otro es el que no sabe lo que es un peine y el tercero no lo habías visto en tu vida y su primera reacción será "pero tu estas en nuestro grupo?"

09.- Vacaciones "Santillana"

Nunca más tendrás vacaciones. Fue bonito mientras duró pero olvídate de disfrutar de aquellos periodos vacacionales de antaño. Tu verano se convertirá en un periodo de estudio y aprendizaje de aquellas asignaturas que abandonaste durante el curso. Eso si no es Proyectos, que aprobarla sin que te conozca el profesor se antoja imposible. Tus verdaderas vacaciones comenzarán el primer día de clase con el inicio de actividades culturales tales como barriladas, botellones, fiestas de colegios mayores, etc.

10. - Vida laboral

Una vez termines la carrera, hayan pasado 5 o 15 años, olvídate de hacerte millonario con esto. Eso de que los arquitectos ganamos mucho es como decir que los políticos son buenos ... algunos lo son. Pero no te preocupes porque en este mismo blog puedes encontrar el post sobre "las 10 salidas laborales para un arquitecto" que te pueden ayudar en algo. http://arquitecturadepuntillas.blogspot.com.es/2014_01_19_archive.html

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia

 

martes, 25 de marzo de 2014

¿Cuanto sabe un arquitecto?

¿Es necesario que el arquitecto sepa de todo? A veces parece que si.

Quien no ha tenido algún amigo o pariente que nos pide el favor de ir un momentito a su casa para ver ese interruptor que no funciona o ese grifo del que sale un hilillo de agua... "Pero tu no eres arquitecto?" suele ser la pregunta-respuesta después de decirle que ni somos electricistas ni somos fontaneros.

Se da por supuesto que el arquitecto debe saber y debe ser conocedor de todos y cada uno de los elementos que conforman un proyecto, y no solo de los elementos tangibles, sino también de los intangibles. Cuando hablo de elementos intangibles es tan sencillo como poner el ejemplo del encargo de un hospital. ¿Hay que saber operar para poder realizar el proyecto? Si aplicamos el sentido común la respuesta es sencilla... NO.

Recuerdo mi primer día de carrera hace ya algunos años, en la facultad de Arquitectura de Las Palmas, cuando el director de la escuela nos juntó a toda la sabia nueva en el salón de actos y lo primero que hizo fue darnos la enhorabuena. La enhorabuena por haber elegido "la carrera más bonita del mundo,...y porque es la más bonita?" nos dijo ... Pues "porque es la única carrera del mundo en donde hay que saber de todo".

Con esta afirmación tan contundente nos dejó a los presentes descolocados y, por lo menos a mí, con el miedo de no saber en dónde me había metido. Con el paso del tiempo y tras la experiencia adquirida mi percepción no coincide con la de aquel director.

No estoy de acuerdo en que el arquitecto sea un erudito de todas las materias universales, o digámoslo de otra manera, estoy de acuerdo en parte. La función de un arquitecto es clara: dar forma a una idea consiguiendo que la misma sea funcional y hermosa, pero no por ello debemos ser conocedores de todo. Es sencillamente imposible.

Bien es verdad que hay compañeros que se creen que lo saben todo, poseedores de la verdad suprema. Un ejemplo puedo ser yo mismo ya que cuando terminé la carrera y me adentraba en el mercado laboral me comía el mundo y claro ocurrió lo inevitable… el bofetón que me pegó la realidad en toda la cara fue antológico.

Fue entonces cuando me di cuenta que de todo lo aprendido en la carrera se podía aplicar un 10%, el resto se aprendía mediante el rodaje diario. Si tenía la sensación de estar perdido y no poder aplicar todo lo aprendido, ¿Cómo entonces iba a saberlo todo?

Está claro que los arquitectos tenemos una formación, y nuestra opinión y trabajo no es que sean importantes, son fundamentales, pero esa formación no se puede transformar en ego. El arquitecto debe ser un profesional y responsable en lo personal, sin olvidar nunca ni el criterio ni el sentido común, utilizando esa formación para diseñar nuevos espacios y solucionar posibles inconvenientes. La investigación y, sobre todo, el aprendizaje deben ser elementos que deben ir ligados en la trayectoria profesional de cada uno.

Uno debe sentirse antes un profesional que un arquitecto, por eso para ser profesional no hace falta un título. Muchas veces es más importante escuchar a la experiencia y no a la titulación. Yo tengo más en cuenta la opinión del peón que lleva toda la vida montando estructuras que la del arquitecto que no ha pisado una obra.

Una vez leí que el arquitecto, más que saber ciertas cosas lo que sabe es cómo gestionar ese “saber”. Por eso, lo importante no es saberlo todo, sino tener el teléfono del que lo sabe.

Espero que hayan disfrutado leyendo este post tanto como yo escribiéndolo. Un saludo.

@ruymangsicilia